Compartir
Zacua, será el primer auto eléctrico mexicano que buscará competir contra las grandes marcas establecidas

Zacua, será el primer auto eléctrico mexicano que buscará competir contra las grandes marcas establecidas: Chevrolet, BMW, Nissan, e incluso Tesla. Quiere hacerse un espacio en este mercado que, pese a su éxito en otros países, aún no despega del todo en territorio nacional.

Sin embargo, podría estar llegando justo a tiempo, en un momento decisivo y hacerse de un segmento valioso en este apartado. La necesidad de tecnologías limpias de transporte está en la agenda, y los beneficios de contar con uno de estos coches se hacen cada vez más tangibles.

La exención del Hoy No Circula; del pago de Tenencia y la verificación vehicular son tan sólo algunos de los beneficios que en nuestro país, tienen los propietarios de un eléctrico o híbrido.

El origen

Zacua es una división de la firma COPEMSA (operadora de estacionamientos en México), que se alió con Dynamic Technological Alliance, y con la firma francesa Chatenet para traer los modelos en cuestión.

Lo sabemos, estamos ante una marca mexicana que se apoya de la empresa vasca Dynamic Technological Alliance para obtener algunos de sus sistemas y posiblemente no le queda del todo la bandera de 100% mexicano.

Buscará tomar fuerza entre la preferencia de los mexicanos con dos modelos biplaza que presentarán características distintas. Tendrán un precio de entrada de 460 mil pesos. Si lo consideramos, los competidores en este segmento (híbridos y eléctricos); cuestan en promedio 450 mil pesos; y superan el millón en el caso de las camionetas.

Lo cierto, es que pese a lo poco que se sabe en este momento, las prestaciones y características de estos autos de Zacua se inclinarán más hacia convencer a sus posibles compradores con una buena relación calidad-precio.

¿Qué apuestan?

La apuesta de estos modelos no será participar en el segmento Premium, sino ofertar un vehículo con planes de financiamiento atractivos y prestaciones suficientes para ser conveniente para su uso diario en la ciudad.

No estamos ante un bólido poderoso, ni un coche de carretera; a cambio llegará –seguramente- una opción atractiva para aquellos que buscan desplazarse de forma limpia en México. Un mercado que aún se resiste a diversas situaciones que hacen pensar al consumidor dos veces sobre una posible inversión en un eléctrico (cuyo costo es considerablemente mayor al de los de gasolina).

A esta situación, se le suman las ventas (aún reducidas) de eléctricos en México, pero que crecen. De acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA); en enero de 2016 se vendieron en el país 140 vehículos híbridos y eléctricos; en el mismo mes de 2017 año aumentó a 593 y el 40% fue en la Ciudad de México.

Al cierre de 2017 se registraron 10 mil unidades de vehículos eléctricos e híbridos comercializadas en México, la proyección para este 2018 es de 12 mil. Un mercado aún limitado, pero en constante crecimiento, pese al registro en la disminución de ventas en el primer trimestre de este año según cifras de la AMDA.

Estamos hablando de un terreno, que pronto podría explotar y volverse próspero en cuanto a ventas.

Zacua podría apelar al nacionalismo como incentivo alterno de consumo ante un producto, que si bien, requiere ser probado en condiciones de uso diario por sus primeros propietarios, para saber sus verdaderas prestaciones; parece esperanzador.

En el terreno, los autos mexicanos hasta el momento han sido anecdóticos, sin gran éxito, aunque con constante presencia en el mercado. Ahí está el Vühl, o el Mastretta, como ejemplos de deportivos.

La marca tiene a su favor una inversión importante, y el oportunismo de un segmento creciente en el momento justo para hacerse camino ante sus competidores.

Pero es muy pronto para aseverar cualquier cosa sobre su futuro. Hace tiempo nadie creía en Tesla, y este año superó en valor del mercado a gigantes de la industria. Esperemos que Zacua rompa paradigmas para bien de la economía nacional.

Fuente: Dinero en Imagen

Más información aquí 

Dejar una respuesta