Compartir

Una vez que has tomado la decisión de convertirte en todo un inversionista y hacer que el dinero trabaje para ti, es necesario que consideres un aspecto que puede resultar determinante.

Antes de decidir en qué invertirías, debes conocer cuál es tu perfil, según recomendaciones de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El perfil de inversionista se define de acuerdo a su personalidad, edad, conocimiento sobre el tema, necesidades y objetivos; todo ello permite conocer el nivel de riesgo a correr, y en qué tipo de instrumento o fondo de inversión conviene poner los ahorros.

Fuente: Dinero en Imagen

Más información aquí 

Dejar una respuesta