Compartir

 

En días pasados se publicaron en el Diario Oficial de la Federación modificaciones a las Disposiciones que establecen el procedimiento para la construcción de los indicadores de rendimiento neto de las sociedades de inversión especializas en fondos para el retiro, consistentes en ajustar los ponderadores para el proceso de Asignación y Reasignación de las cuentas individuales.

Los procesos de Asignación y Reasignación antes referidos son los mecanismos a través de los cuales la CONSAR “asigna” las cuentas de aquellos trabajadores que han cotizado al sistema al menos seis bimestres consecutivos y que no han elegido una AFORE que administre su cuenta individual.

El objetivo de la Asignación de Cuentas Individuales en Administradoras es que los trabajadores reciban mayores rendimientos, por lo cual el primer criterio continuará siendo asignar las cuentas a las cuatro AFORE que hayan registrado el mejor Índice de Rendimiento Neto (IRN) en el período.

Una vez determinadas las cuatro administradoras con el mejor IRN en el período, el segundo criterio para la asignación será comisiones. Es decir, las cuentas serán asignadas a las AFORE que cobran las comisiones más bajas al aumentar la ponderación de este factor. De esta manera, los ponderadores para los procesos de Asignación y Reasignación de cuentas individuales quedarán como se muestra a continuación:

/cms/uploads/image/file/423011/graf1.jpg

En abril de 2018, la CONSAR distribuyó un monto de 28 mil millones de pesos a las AFORE que corresponde a 2.6 millones de cuentas de trabajadores que no habían elegido una administradora.

Como resultado de las acciones anteriores, las comisiones que cobran las AFORE han mantenido una tendencia a la baja al pasar de 1.9% en 2008 a 1.01% en 2018, lo que significa una disminución de 40%.

Dejar una respuesta