Compartir

“Como ITDP, el Qrobús representa un avance positivo y a destacar a nivel nacional de un sistema integrado de Transporte Público”, reconoció el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), encabezado en nuestro país por Bernardo Baranda, Director para Latinoamérica, luego de que representantes de este organismo no gubernamental realizaran un recorrido en la ciudad para conocer el proyecto de transporte público colectivo y el avance en la implementación del mismo.

Mediante una publicación en su portal de internet: mexico.itdp.org se subraya que el sistema de ejes abiertos de transporte público colectivo que se impulsa en la zona metropolitana de Querétaro muestra aspectos de valor agregado relacionados con la infraestructura, implementación de tecnología y un nuevo modelo de operación.

“Este modelo tiene aspectos que vale la pena resaltar como son el impulso de infraestructura dedicada al transporte con la construcción de ejes estructurantes con estaciones designadas; la mejora de imagen del servicio con la unificación de autobuses con la misma cromática y un método de pago más moderno”, resalta la publicación.

Al detallar sobre el recorrido se refiere los beneficios de la infraestructura dedicada al transporte, “Al contar Constituyentes con carriles exclusivos para autobuses y estaciones cerradas, se logra el ordenamiento de la vialidad, mayor velocidad al Transporte Público al darle prioridad de paso en carriles centrales, evitar el ascenso y descenso de pasajeros en lugares no autorizados y en segunda fila; la reducción de demoras en los autobuses al disminuir el tiempo de abordaje, además de implementar cruces peatonales a nivel, mejorando así la accesibilidad y beneficiando al tránsito en general con un sistema de semaforización integral”.

Con relación a la implementación del pago con tarjeta, el ITDP destaca la existencia de diversos beneficios tanto en el servicio como en la economía de los usuarios, puesto que “al no cobrar en mano el pasaje, se elimina la competencia por el pasaje, que es una de las causas de malos patrones de conducción y opacidad en los ingresos por tarifa.

“La integración tarifaria se traduce en ahorros a los usuarios, puesto que las transferencias entre rutas se realizan con un descuento en la tarifa y en las estaciones cerradas de los ejes estructuradores se puede realizar el transbordo entre rutas sin costo.”, expresa el documento publicado.

Respecto a la operación de nuevas unidades dentro del servicio colectivo urbano señala que “También es positivo que las nuevas unidades disminuyen el grado de contaminación en comparación con los antiguos autobuses que venían operando. Además, los de cama baja permiten mejores condiciones de accesibilidad,aunque sería ideal que todas las unidades ofrecieran estas características.”

Por otra parte, el organismo no gubernamental refiere que resulta natural que los usuarios encuentren incomodidades con los cambios implementados en un sistema de transporte como ocurre con Qrobús -que inició en noviembre de 2017-.

“Como la mayoría de los sistemas de transporte público ambiciosos, el comienzo de operaciones es un proceso que muchas veces crea ciertas molestias y desinformación, sin embargo, conforme se hagan los ajustes necesarios, se irá consolidando y brindando mayores beneficios a la población.”.

El documento señala que aún hay aspectos por mejorar como la información para el usuario de las estaciones y paraderos que deberán ser considerada para la infraestructura actual y venidera.

Por último, señala que la falta de movilidad eficiente de las personas, es un problema que aqueja a prácticamente todas las ciudades de nuestro país, debido a que por muchos años se han impulsado políticas públicas -de infraestructura, desarrollo urbano y transporte- enfocadas al uso del vehículo particular.

Dejar una respuesta