Compartir

Algún día seremos menos productivos económicamente hablando y que la mejor manera de vivir esa etapa es teniendo un ahorros bancarios o patrimoniales que nos produzcan ingresos. Para quienes cotizan en el IMSS y en el ISSSTE existe la figura de la AFORE, que es una administradora privada de los recursos que se van acumulando para tu retiro.

Cada persona que cotiza tiene una cuenta individual donde se deposita lo que se te retiene de tú salario, más lo que se paga por parte de tu patrón y el gobierno. Esa cuenta individual es de la que debes estar al pendiente, tanto de la acumulación de recursos como de su rendimiento, es decir que la tasa de interés que te pague sea buena en comparación con las otras AFORES, por lo que debes comparar y tener el mejor el manejo posible.

 

  • ¿Cotizas pero no tienes AFORE? En principio te diría que sí la tienes pero no lo sabes. Mientras no hayas tu elegido la AFORE que quieres que te administre tu ahorro, la CONSAR asignará tu cuenta a una de las AFORES que haya registrado mayor rendimiento.
  • ¿Por qué es importante que te registres en una? Aunque tu ahorro esté teniendo rendimientos, aún si no has elegido la institución que te manejará tu AFORE, es importantísimo que seas tu quien elija y sobre todo que te registres, para que la institución cuente con datos tuyos como CURP y RFC, fundamentales para realizar los trámites de pensión o retiro de recursos.
  • Sí elegí quién administre mi AFORE, pero no recuerdo cuál es. Si este es tu caso es aconsejable que entres a la página de CONSAR o marques a su teléfono para conocer tu número de AFORE y con qué institución la tienes.  Por teléfono llama al 01-55-13-28-5000 o por Internet ingresa a e-sar.com.mx en la sección Localiza tu AFORE. Ten a la mano tu CURP o tu Número de Seguridad Social (NSS).
  • Elige y cambia tu Afore. La principal razón para estar en una AFORE y no en otra es el rendimiento, siendo lo lógico que estés con la que mejor interés te de por tu ahorro. Si quiere saber cual da más por tu dinero consulta el Indicador de Rendimiento Neto (IRN) y el Medidor de Atributos y Servicios de las AFORE.
  • Ahorro voluntario. Es posible ahorrar más dinero que el que te retienen y aportan patrón y gobierno. Una manera sencilla de hacer aportaciones voluntarias es la de hacer depósitos a tu cuenta individual en ciertas tiendas de conveniencia o Telecom. Las aportaciones voluntarias pueden ser retiradas en tres esquemas, corto plazo (a partir de dos meses que la hiciste), mediano plazo (mínimo de cinco años invertidos) y largo plazo que es hasta cumplir los 65 años de edad.
  • Designa tus beneficiarios sustitutos. Son beneficiarios de tu AFORE que a falta de los beneficiarios legales se les entregarán la totalidad de los recursos cuando esto aplique.
  • Retiros parciales ¿En que casos?. Es posible hacer retiros parciales, por ejemplo en caso de matrimonio o por desempleo en cuyo circunstancia no será entregado en una sola exhibición. En este caso se descuenta el recurso y las semanas cotizadas, aunque reintegrando el recurso se pueden recuperar.

Por: Arturo Maximiliano García

Dejar una respuesta