Compartir

El billete es sin duda uno de los medio más frecuentes de pago y también más prácticos. El costo de la vida ha hecho que las monedas paguen pocas cosas, además de ser muy impráctico cargar con muchas de ellas, mientras que los billetes, que representan mayores capacidades de compra, pueden ir de manera menos estorbosa en las bolsas de los pantalones o las carteras. Sin embargo algo pasa con los billetes que no pasa en la misma medida con las monedas, se falsifican o se estropean.

De acuerdo con datos de Condusef en este país circularon el año pasado más de 335 mil billetes falsos equivalente a 112 millones de pesos, siendo el billete de 200 pesos el más falsificado, seguido por el de 100 pesos, aunque curiosamente sigue siendo más común que se revisen los de alta denominación o que de plano no se acepten los de 1000.

Un billete auténtico es identificable al tacto por el tipo de papel o polímero, los relieves al tacto, elementos visibles como la marca de agua, el hilo de seguridad, número oculto, ventana transparente y al girar el elemento que cambia de color y el hilo 3D, entre algunos otros que nos ayuda a diferenciar el papel moneda legal de uno falsificado.

Los billetes también se pueden dañar pero esto no indica que ya sean inservibles. En general te comparto estos puntos sobre los billetes:

– ME DIERON UN BILLETE FALSO. Si el billete te lo dieron en alguna transacción entre particulares o en algún comercio sin darte cuenta dónde, la realidad es que ya no podrás hacer nada para recuperar el equivalente en dinero o para que te lo cambien. La única razón para llevarlo al banco será para corroborar que es falso, sin embargo si te lo dieron en un cajero o en una ventanilla del banco, una vez comprobada la circunstancia, se te cambiará por uno auténtico.

– HERRAMIENTAS PARA DETECTAR BILLETES FALSOS. Una de las más comunes es el uso de marcadores, sin embargo esto no es recomendado por el Banco de México ya que podrían ser poco efectivos ya que las sustancias químicas de estos marcadores pierden sus propiedades a los dos meses, además de que maltratan los billetes y pueden confundir otros agentes de los que el papel se contamina o están expuestos, sin que por ello sea falso, como por ejemplo el cloro.

– POR QUÉ NO ACEPTAN LOS DE 1000. En realidad no hay ninguna razón para que no te acepten billetes de mil pesos, por lo que cuando te suceda esto puedes denunciar ante la PROFECO y si es el banco quien no te los acepta entonces marca al 01 800 2269426.

– Y SI YA NO ESTÁN EN CIRCULACIÓN. Los billetes que ya dejaron de fabricarse pueden tener un valor mismo que puedes consultar en las páginas del Banco de México.

– CAMBIO DE BILLETES MALTRATADO. Los billetes de moneda nacional que se encuentran dañados pueden ser cambiados en los bancos, salvo que sean de moneda extranjera en cuyo caso no te lo repondrán.

– CONOCE LOS ELEMENTOS DE SEGURIDAD. Para identificar si un billete es falso empieza por verificar los elementos de seguridad, no tallar o tratar de dañarlo pensando que eso probará que es falso.

Por: Arturo Maximiliano García

Dejar una respuesta