Compartir

JLL realizó una encuesta entre más de 7,000 oficinistas, de 12 países, para conocer su sentir sobre el trabajo y cómo su ambiente de trabajo les afecta.

El 87% de los encuestados señaló que sus empresas deben crear un rol dedicado al bienestar de ellos mismos y de su experiencia laboral, un Chief Happiness Officer. Cuando se les preguntó qué característica debería facilitar un ambiente de trabajo, casi el 70% se manifestó por la felicidad en el trabajo, más que cualquier otro aspecto.

En México esta figura se encuentra en desarrollo y aunque su implementación tiende por el momento a ser una situación de prueba y error, los especialistas indican que el objetivo de esta figura es encargarse de que la gente esté feliz, a través de cursos, talleres, conferencias, y un salario emocional. Se busca que cada persona que trabaje dentro de una organización sea responsable de su propia felicidad.

Un Chief Happiness Officer consiste en una persona que busca involucrar a los empleados, motivarlos y elevar los niveles de rendimiento, que en empresas por arriba de los 100 integrantes se vuelve totalmente ineficaz que esta responsabilidad sea sustentada por un solo individuo. Las premisas son:

1. Tratar a cada persona como un ser humano que importa

Los empleados merecen ser tratados como clientes en términos de respeto, acciones y promesas. Nada da derecho a un empleador para tratar a sus trabajadores como una gran entidad o un recurso desechable por no cumplir con el estándar.

2. Asegurar lo básico

Si las necesidades básicas de un empleado no están cubiertas, no tiene sentido ofrecerles una oficina de esquina con una vista. Se debe recompensar su trabajo con un salario a tiempo y sin luchas administrativas innecesarias.

3. Dar voz a los empleados

Las personas únicas que trabajan para su empresa necesitan ser escuchadas. Para ello, necesitan canales adecuados, directrices y un camino de acción que garantice una respuesta a sus necesidades e ideas.

4. Asegúrese de que los valores de su empresa estén demostrados

Casi todos los artículos o informes sobre el compromiso de los empleados le dirán que los valores son importantes. Son la base sobre la que se construye su empresa y unen su imagen externa (su marca) con la interna (su cultura).

5. Ofrecerles libertad

Ofrecerles la libertad de gestionar su tiempo y productividad, la libertad de personalizar su espacio de trabajo y la libertad de poner en práctica sus propias ideas. Sí, se necesita algo de inspiración.

6. Apoyar el crecimiento

Crear y promover oportunidades de crecimiento para cosechar el talento que ha contratado. Es decir, si quiere mantenerlo.

7. Fomentar un ambiente agradable

Se trata de la alegría de tener una conversación cualitativa con un colega o aprender algo nuevo. Por supuesto un juego ocasional de dardos puede ayudar a re-energizarle.

8. Fomentar el trabajo en equipo

El desempeño de los equipos es un claro indicador de cómo se está comportando la empresa en general. Es posible que haya reclutado a las mejores personas, pero es necesario que trabajen juntos y alcancen resultados. Muy pocas personas son naturalmente hábiles para desempeñarse bien en los equipos.

Dejar una respuesta