Compartir
A partir de hoy y hasta el 9 de septiembre próximo su “Programa de Verificación y Vigilancia Regreso a Clases y Escuelas Particulares 2018”, en todo el país

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), encabezada por Rogelio Cerda Pérez, realiza a partir de hoy y hasta el 9 de septiembre próximo su “Programa de Verificación y Vigilancia Regreso a Clases y Escuelas Particulares 2018”, en todo el país.

El objetivo es comprobar que los proveedores cumplan con lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor y los productos y servicios reúnan las especificaciones establecidas por las Normas Oficiales Mexicanas aplicables, además de que las básculas, relojes registradores de tiempo y reglas graduales se encuentren ajustados, evitando que se afecten los derechos y economía de los consumidores

Los giros que la Profeco verificará durante este programa son papelerías, librerías, zapaterías, venta de uniformes, telas, tiendas especializadas en equipos de cómputo, autoservicios papeleros, tiendas de autoservicio, tiendas departamentales, venta de aparatos electrónicos, tiendas de ropa, artículos escolares, servicios educativos, ópticas y mercerías, entre otros.

Además, se verificará también a proveedores de servicios educativos particulares en los niveles de preescolar, primaria, secundaria, medio superior y superior, así como estacionamientos públicos ubicados en las zonas de las escuelas particulares y zonas comerciales de mayor afluencia.

Conforme a la Ley Federal de Protección al Consumidor, se vigilará que los proveedores exhiban precios y tarifas, que los respeten, que haya entrega de comprobantes, que se cumplan las promociones y ofertas, que la información que se brinde al consumidor sea clara y veraz, que se respeten los términos y condiciones, así como las garantías ofrecidas, y que no se condicione la venta de productos, bienes o servicios.

Cuando se estime necesario por la naturaleza o características de los establecimientos o tipo de comercio, se reforzará de manera clara, visible y suficiente la información sobre precios y tarifas, con la colocación de preciadores, para que los consumidores cuenten con elementos que les permitan mejores decisiones de compra conforme a los giros comerciales a verificar.

En caso de incumplimiento a la Ley y normatividad aplicable, se impondrán las medidas previstas en el artículo 25 bis de la Ley Federal de Protección al Consumidor; 14 y 57 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, así como los criterios para la inmovilización de envases, bienes y productos y los criterios para la aplicación de la suspensión de la comercialización de bienes, productos o servicios, y la clausura vigente, según corresponda.

Dejar una respuesta