Compartir
Los mexicanos y demás extranjeros que no necesiten visado estarían obligados a solicitar permiso para viajar a 26 países que forman parte de la Unión Europea

Los mexicanos y demás extranjeros que no necesiten visado estarían obligados a solicitar permiso para viajar a 26 países que forman parte de la Unión Europea (UE).

El Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (SEIAV) se encargaría de autorizar a los extranjeros de países exentos de visado, para viajar mediante una solicitud en línea, además de cobrarles una tasa de autorización de siete euros (aproximadamente 160 pesos mexicanos).

Representantes permanentes de la UE confirmaron este acuerdo, el pasado 25 de abril,entre la Presidencia del Consejo Europeo y los representantes del Parlamento con el objetivo de proteger mejor las fornteras exteriores de la región conocida como Espacio de Schengen. Estas medidas podrían entrar en vigor a partir del 2020.

“Saber qué personas se dirigen a la UE, incluso antes de que lleguen a la frontera, nos permitirá estar en mejores condiciones de detener a aquellas que puedan plantear una amenaza”, explicó el Consejo Europeo en un comunicado.

Los datos presentados en cada solicitud se contrastarán automáticamente con las bases de datos de la UE y de Interpol a fin de determinar si existen motivos para denegar el acceso.

Tras la aprobación de este acuerdo, el Reglamento se remitirá al Parlamento Europeo para su votación en primera lectura, y posteriormente al Consejo para su adopción”, detalló el Consejo

La autorización de viaje otorgada por el ETIAS no conferiría un derecho de entrada o estancia automático; ya que la decisión definitiva corresponderá a la guardia de fronteras.

Esta autorización sería válida por tres años o hasta el final de la validez del documento de viaje registrado durante la solicitud.

La expedición o denegación de una solicitud se efectuará a más tardar 96 horas después de la presentación de la solicitud o, si se ha pedido información adicional, 96 horas después de la recepción de dicha información.

Antes de abordar, los transportistas aéreos y marítimos tendrán la obligación de verificar que los visitantes cuenten con la autorización válida para realizar el viaje. 

A los tres años de la entrada en funcionamiento de este sistema, la obligación se aplicará también a los transportistas internacionales que transporten grupos por carretera.

El Espacio Schengen, establecido en 1995, hace referencia a una zona en la que 26 naciones europeas reconocieron la abolición de sus fronteras interiores, con otras naciones miembros y fuera de ellas, para la libre circulación; y sin restricciones de personas, bienes, servicios y capital.

Fuente: Dinero en Imagen

Más información aquí 

Dejar una respuesta